No cabe duda que uno de los momentos más decepcionantes que tenemos repetidas veces es cuando nuestro periodo menstrual se empalma con algún evento importante. La inflamación, la incomodidad de usar toalla, la duda de que si me levanto de la silla estaré manchada, blah blah blah. Algunas cosas nunca podremos pasar de largo pero, ¿y si nuestro periodo no fuera tan incómodo?

Este año me propuse ayudar al planeta con cambios pequeños y uno de los que me parecieron súper importantes fue el uso de toallas femeninas. La industria de la belleza de por sí es un contaminante enorme, y ahora suma a eso lo que gastamos al mes en toallas que no se reciclan, empaques de plástico y aplicadores que acaban en la basura (porque obvio no vamos a mezclarlo con la basura reciclable, ew).

puedo usar copa menstrual

Hace un par de años escuché a una amiga hablar sobre la copa menstrual por primera vez. Debo admitir que me pareció lo más EXTRAÑO del mundo y por supuesto dije que yo jamás la usaría, I was all about pads y por nada del mundo me sentía cómoda con la idea de tener básicamente un corchete right up there si no era un tampón por un par de horas y que pudiera sacar rápidamente.

A finales del año pasado empecé a sentir una culpa enorme por todo el desperdicio que estaba generando como persona y empecé a desarrollar un interés por la copa menstrual. Primero hice lo que toda persona curiosa haría: preguntarle a mis amigas si la habían usado y qué experiencia habían tenido. Por supuesto todas me dieron un feedback que no esperaba, la amaban y la recomendaban con los ojos cerrados, I was shook. Entre más investigaba más me convencía de que quería probar la copa menstrual y dejar de preocuparme por el desperdicio que generaba mi periodo (y lo mucho que gastaba en él).

Fue en la última plática que tuve con una amiga pro-copa que me convencí. Me habló sobre la Copa Menstrual Lani, me dio algunos tips de cómo la usaba ella y cuando me di cuenta ya había pedido una online. ¿Alguna vez les ha pasado que esperan con demasiadas ansias que llegue su periodo for some reason? Así me sentía pero sin el miedo de tener a baby in there. Me urgía saber qué se siente usar una copa menstrual.

Pasaron dos semanas y el gran día llegó. Antes de hablar de mi experiencia usando la copa menstrual les voy a repetir lo que me contaron mis testimonios (mis amigas y conocidas que ya la usaban). Al principio es un poco extraño insertarla porque no es la misma dinámica que usar un tampón, aunque incomoda de la misma manera si está mal puesto. Si la copa llega a meterse mucho, don’t panic, el espacio que hay en nuestro útero es muy pequeño, no se va a perder ahí dentro. Y más importante, está bien si no la logras usar perfectamente bien a la primera, casi todas me dijeron que les tomó hasta el tercer periodo ser másters en copa.

¿Cómo se pone una copa menstrual?

puedo usar copa menstrual

Para ponérmela hice antes lo que toda millennial haría: buscar tutoriales en YouTube. Por supuesto que no iba a encontrar un video que me explicara tal cuál la debería usar pero digamos que las explicaciones con vasos, tubos y maniquíes sí sirvieron de algo, creo. Hay dos formas populares de doblar la copa menstrual para insertarla, una es de taquito (haciéndola rollo) y la otra es doblando un lado hacia adentro. Ambas técnicas comprimen la parte de arriba (que se me monstruosamente enorme la primera vez que imaginas meterte eso) y la copa volverá a su lugar una vez que esté en un espacio abierto, es decir, cuando esté bien insertada.

La copa menstrual Lani está hecha con silicona de grado médico fabricada en Estados Unidos con materiales registrados por la FDA, o sea súper safe. Aunque no lo crean, la copa menstrual puede durar puesta hasta 12 horas y no llenarse hasta el tope. Puede resguardar hasta 30ml, que es aproximadamente lo que saca tu periodo en ese tiempo. Es mucho más higiénica que un tampón o una toalla porque los fluidos no entran en contacto con la intemperie y no se oxidan. Se debe esterilizar por 4 ó 5 minutos en agua hirviendo antes y después del periodo. Según sus FAQs la puede usar cualquier mujer sin importar si ha tenido relaciones o si ha parido un bebé, básicamente es one-size-fits-all. Pero aquí es donde entraban mis dudas, ¿puedo usar una copa menstrual?

La duda sólo se iba a resolver si lo intentaba de una vez, y para no hacer la experiencia más larga de lo que ya va, se las voy a resumir un poco. La primera vez que la puse lo hice todo mal. La esterilicé por 5 minutos, la enjuagué con agua fría y traté de meterla en la regadera para poder explayarme a gusto (sí, necesitas hacerlo así). Por supuesto usé una toalla por si las dudas y claro que la manché. Mucho de saber cómo se pone una copa menstrual cae en la experiencia propia. Debes de encontrar maneras de insertarla que sean fáciles para ti. Como mis amigas me dijeron, logré hacerlo correctamente hasta el tercer periodo y desde ahí no paré.

Una vez que me sentía la máster en cómo me pongo una copa menstrual me olvidé de preocupaciones como no poder hacer ejercicio con una toalla, no meterme a una alberca , estarme cambiando todo el día, y más importante, generar menos basura. La copa menstrual es una de las formas de ayudar al planeta con más impacto porque duran alrededor de 10 años y solo es una inversión que se reutiliza una infinidad de veces. Procuro vaciarle antes de salir de casa para no tener que hacerlo en un baño público ya que sería un poco awkward frente a más personas pero nunca lo he tenido que hacer y no he tenido incidentes en estos 8 meses de usarla.

Tips para usar la copa menstrual

puedo usar copa menstrual

Los mejores tips para usar la copa menstrual son literalmente los que me dijeron mis amigas:

  1. No quieras insertarla perfectamente a la primera, toma tu tiempo y deja las toallas poco a poco hasta que no dejes una sola mancha.
  2. Practica durante todo el periodo sin desesperarte, recuerda que tienes que volver a esperar muchos días para volverlo a intentar.
  3. Usa tus dedos para empujarla sin miedo de que se vaya al fondo, va a topar, no se puede perder ahí dentro.
  4. Si sientes que no resbala mójala un poco o insértala cuando te estés bañando.
  5. Si te incomoda o la sientes que está ahí, sácala y vuelve a insertarla, seguramente está mal puesta.
  6. En caso de nunca haber usado un tampón, prueba con ellos primero para que puedas familiarizarte con una parte del proceso, son similares pero no iguales.

Entonces, ¿puedo usar una copa menstrual?

En mi experiencia propia creo que definitivamente la copa menstrual es para todas las mujeres. El tema de la virginidad y el hecho de insertar algo por ahí abajo es una de las preguntas más frecuentes sobre la copa menstrual pero yo creo que es sólo por el tabú que hay detrás de eso. A mi parecer creo que la copa es más adecuada para una mujer un poco más cerca de sus 20s que conoce su cuerpo y su periodo a la perfección. Es fecha que he convencido a un par de amigas y hasta ahora todas estamos de acuerdo en lo mismo: es una maravilla.

De igual forma, puedo entender que no es para todas las personas. Hay quienes no les incomoda el uso de otros productos y está bien. A fin de cuentas es propósito es sentirnos a gusto durante nuestro periodo. La razón por la que yo lo hice en realidad fue por ayudar un poco a la ecología, como ha sido el caso de otras amigas. Algunas personas usan la copa menstrual porque es súper cómoda, que en mi caso fue un plus a sus beneficios. A grandes rasgos creo que es una alternativa increíble pero que definitivamente tienes que probar por tu propia cuenta para saber si la copa menstrual es para ti. En mi caso: it totally was.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.